Hábitat Del Halcón Peregrino

¿Hábitat – o donde vive – el halcón peregrino? El halcón peregrino usa una gran variedad de hábitats que incluyen desiertos, selvas tropicales, zonas costeras, savannas, humedales, lagunas, pastizales desde el nivel del mar hasta los 4,000 m de altitud. El elemento más importante en el hábitat del halcón peregrino es la presencia de altas concentraciones de presas potenciales.

El elemento más importantes en el hábitat del halcón peregrino en las zonas de reproducción y de invernada son las concentraciones de aves y otras presas potenciales.

Hábitat del Halcón Peregrino en las regiones de Reproducción.

El hábitat del Halcón Peregrino en las áreas de reproducción es bastante diverso. Los halcones prefieren hábitats abiertos con concentración de presas y acantilados u otros lugares adecuados para establecer un nido. En lugares donde no hay acantilados, los halcones hacen sus nidos en las laderas de cerros o incluso en pequeños montículos en el suelo.

Hábitats que usan los halcones peregrinos migratorios en Sudamérica.

En las regiones de invernada en América Central y del Sur, el halcón peregrino se encuentra en casi todas partes. Los hábitats que usa van desde el nivel del mar hasta los 4000 m de altitud. 

Prefieren áreas abiertas como sabanas, humedales, lagos, zonas costeras que tengan acantilados cercanos o perchas altas. Sin embargo, las perchas altas pierden importancia en lugares con concentraciones de aves. Aquí los halcones se perchan hasta en piedras en el suelo.

Hábitat usado por halcones peregrinos migratorios en la costa oeste de Perú, en la Reserva Nacional de Paracas.

Adaptación a ambientes urbanos

El halcón peregrino ocupa casi todos los tipos de hábitats y se adapta a cualquier tipo de hábitat, con la única condición de que este tenga presas en abundancia. 

Durante los periodos de reproducción, migración, e invernación, el halcón peregrino se ha adaptado al uso de estructuras como torres de comunicación y edificios que le sirven de percha temporal o permanente. Los halcones también se han adaptado a la reproducción en edificios y otras estructuras.

La mayor razón para la colonización de ciudades es la proliferación de palomas domésticas que parecen ser la presa favorita de los halcones peregrinos. La abundancia de estorninos y patos semi domésticos también atraen a los halcones a la ciudad.

Algunos halcones también aprovechan la iluminación de la ciudad para cazar aves que vuelan de noche.

Los halcones peregrino se han adaptado a la vida en zonas urbanas donde encuentras suficiente alimento, perchas, y hasta lugares de anidación. La vida en la zona urbana también presenta peligros. Foto: Pedro Va (Chile).

Problemas con la vida en la ciudad

Los halcones peregrinos se enfrentan a amenazas en la ciudad, quizás más que en los hábitats naturales abiertos.

La ciudad ofrece perchas para simplemente posarse durante la cacería o pasar la noche, repisas y otras plataformas usadas para la nidificación, y muchas presas. Sin embargo, también existen muchos cables, ventanas, estructuras de alto voltaje y gente que los considera una amenaza.

En ciudades donde se ha rastreado a parejas residentes de halcones peregrinos, se determinó que la causa principal de mortalidad fue por electrocutamiento. Otras causas considerables fueron los choques con cables y ventanas. Algunos halcones también fueron disparados por personas.

Algunos individuos migratorios regresan a la misma torre, edificio, u otra estructura año tras año usándolas durante todo el tiempo en la zona de invernada. También se da que parejas de halcones residentes que anidan en la ciudad usan el mismo nido año tras año.  

Territorialidad del halcón peregrino

Territorialidad  en la región de reproducción.

En las zonas de reproducción de Norte América, el halcón peregrino defiende territorios de anidación y de caza y estos son de tamaño variable. 

Los territorios de caza oscilan en un aproximado de 1 km alrededor del nido. Algunos halcones parecen defender territorios más pequeños.  

Estudios sugieren  que en lugares donde las presas son abundantes, los halcones están menos preocupados por proteger territorios más grandes.

Los territorios de nidificación son también muy variables. La mayoría de halcones que están anidando ataca a intrusos en un radio de 200 m del nido. Otras parejas atacan a intrusos al doble o triple de esta distancia del nido. 

habitat halcon peregrino
Los halcones peregrinos tienen perchas favoritas en los lugares de invernada a las que retornan cada año. Algunos individuos defienden estas perchas pero si hay muchas perchas disponibles la defensa no es muy intensa. Este individuo elige una torre de alta tensión como percha favorita. Foto por Roger Ahlman, Suroeste de Ecuador.

Territorialidad en la Región de Invernada.

En la zona de invernada, el halcón peregrino es en gran parte solitario. Los halcones a menudo regresan a la misma región y usan las mismas perchas para descansar y posarse. Los halcones invernantes son territoriales alrededor de sus perchas favoritas y las protegen de ser usadas por otros halcones.

En raras ocasiones se han visto halcones machos y hembras posados ​​en perchas cerca uno del otro. También se ha observado que estas parejas copulan. Sin embargo, no está claro si se trata de parejas apareadas que migran juntas o si forman parejas temporales en las zonas de invernada.

Observaciones de una de estas parejas en California reveló que un macho y la hembra copulaban y actuaban como una pareja. Sin embargo, la hembra era migratoria y regresó hacia el norte a reproducirse con otro macho. El macho que era residente en California se apareo y formó un nido con una hembra residente.

A veces, varios halcones se posan uno cerca al otro en acantilados e incluso en edificios que ofrecen múltiples oportunidades para posarse. Si es que hay suficientes perchas y alimento alrededor, no parece haber problemas territoriales.

Cuando se trata de jerarquía territorial, por lo general, los halcones peregrinos hembras son dominantes sobre los machos y los machos son dominantes sobre los juveniles e inmaduros.

Referencias:

  • Beingolea, O., and N. Arcilla (2020). Linking Peregrine Falcons (Falco peregrinus) Wintering Areas in Peru with Their North American Natal and Breeding Grounds. Journal of Raptor Research, 54(3): 222-232.
  • Schoonmaker, P. K., M. P. Wallace, and S. A. Temple (1985). Migrant and breeding Peregrine Falcons in Northwest Peru. The Condor 87:423–424.
  • Worcester, R., and R. Ydenberg (2008). Cross-continental patterns in the timing of southward Peregrine Falcon migration in North America. Journal of Raptor Research 42:13–19.