Estrategias de Caza del Halcón Peregrino

Cómo caza el halcón peregrino: El halcón peregrino utiliza varias estrategias de caza las cuales adapta a las condiciones geográficas prevalentes, condiciones climáticas y tipo de presa. 

Las principales técnicas de caza pueden dividirse en tres. Cada técnica tiene variaciones y frecuentemente son combinadas de acuerdo a las circunstancias. Las técnicas de caza incluyen:

1) Ataque de vuelo en picada
2) Patrullaje y ataque
3) Ataque oportunista

1) El ataque de vuelo en picada

Las estrategias de vuelo en picada consiste en atacar y sorprender a las presas desde altitudes que oscilan entre los 100 y los mil por encima de estas.

El peregrino esta estrategia en presas que están posadas en el suelo, en el agua, o presas que están en vuelo. La condición es que estén a buena distancia debajo del peregrino. 

Esta técnica de caza es la más característica en el halcón peregrino aunque no es necesariamente la estrategia de caza usada más frecuentemente.

Los halcones peregrinos pueden identificar a una presa desde una distancia de hasta 2 kilómetros de manera que detectar a una presa en el suelo o en el aire no es problema para un halcón a 1,000 m de altura. 

El halcón peregrino comienza por identificar una presa para atacar. El peregrino primero empieza a ganar altitud para posicionarse encima de la presa.

estrategia de caza halcon peregino
vuelo en picada por lo general el halcón ataca en dirección contraria a la del viento. Se acerca a su presa hasta más abajo para atacar por el ángulo ciego de la presa. El vuelo en picada generalmente se hace en un ángulo de 30 a 60 grados y empieza a cualquier altura. Algunos halcones empiezan a alturas de hasta 1 km o más. Cuando alcanza una velocidad aproximadamente 240 km/h pegan las alas al cuerpo extienden los hombros, adoptando la forma de un diamante. A 320 km/h, pegan más los hombros al cuerpo y extienden la cabeza para volverse extremadamente aerodinámico. 

Una vez que está a la altura suficiente, este se precipita en picada vertical u oblicua hacia abajo con las alas parcialmente cerradas adoptando la forma aerodinámica de un diamante alcanzando las velocidades por las que el halcón peregrino es famoso.

El objetivo es desgarrar a la presa en la primera pasada para luego retornar rápidamente a capturarla ya herida. 

El primer impacto con la presa no puede ser en línea recta ya que sería peligroso para el peregrino. Para evitar el contacto en línea directa, el peregrino debe de generar un ángulo de ataque para la primera pasada que le permita desgarrar a la presa en forma precisa. 

La primera pasada es seguida por un vuelo casi vertical hacia arriba que resulta del impulso del vuelo en picada. El peregrino entonces gira rápidamente para atrapar a la presa herida. 

Las persecuciones después de la primera pasada generalmente se inician a raíz de que el peregrino fallo o no desgarro bien a la presa. Dependiendo del efecto de la primera pasada el peregrino atrapa la presa en una corta persecución si esta está herida, o continua siguiendo a la presa la cual hace maniobras para esquivar al peregrino. En muchos casos el peregrino termina por abandonar el intento. 

Estudios sobre la estrategia de caza determinaron que el peregrino usa la estrategia de vuelo en picada mayormente en aves que están posadas en el suelo o en el agua y con menor frecuencia en aves que están volando. 

2)Patrullaje y ataque  

La estrategia de patrullaje y ataque consiste en que el halcón peregrino vuela a cierta altura, a velocidades variables a través de áreas donde hay concentraciones de aves.

El propósito del vuelo en modo de patrullaje es seleccionar una presa y lanzar un ataque inmediatamente.

Existen dos estrategias de Patrullaje y Ataque: Patrullaje a media altura y patrullaje cerca o al ras del suelo.

Patrullaje de vuelo a media altura 

En esta estrategia de caza, el halcón peregrino vuela a alturas de entre 50 a 150 metros del suelo sobre presas potenciales que pueden estar posadas en el suelo, en el agua, o volando. Pero siempre la presa está por debajo de la altura a la que vuela el peregrino.

El vuelo de patrullaje puede ser a velocidades normales con las alas extendidas. Una vez que el peregrino selecciona la presa, este empieza un aleteo rápido para ganar velocidad y vuela hacia la presa debajo de manera vertical u oblicua. En descenso, el peregrino continúa aleteando ganando velocidad, a veces adoptando la forma del cuerpo cuando vuela en picada, pero no por mucho tiempo.

Con el primer pase, el peregrino intenta desgarrar a la presa que puede caer al suelo o seguir volando malherida. Con el impulso de bajada, el peregrino gana velocidad describiendo un ángulo convexo hacia arriba para después, y rápidamente retornar y atrapar a la presa en el aire o en el suelo.

Cuando el primer pase falla, el peregrino y la presa entran a una persecución intensa. Dependiendo de la presa, estas persecuciones envuelven maniobras de esquive de la presa seguidas por el peregrino. 

Estas persecuciones a corta distancia entre la presa y el peregrino pueden durar menos de un minuto y el peregrino abandona el intento. Otras veces, estas repercusiones pueden durar varios minutos.

Durante estas persecuciones rápidas, el halcón a veces no puede volar tan rápido como cuando está en un vuelo en picada. Tampoco puede maniobrar y seguir cambios de dirección tan rápidos como los que hacen algunas de sus presas. 

Aun así, la velocidad que desarrolla durante estas persecuciones está entre las más rápidas de todas las aves. 

La caza tipo persecución directa tiene un porcentaje de éxito bajo. Estudios de campo estiman que el éxito de caza de persecuciones directas va desde el 7% al 16%.  

estrategia de caza halcón peregrino
Durante la estrategia de patrullaje que es un vuelo a velocidad normal, el peregrino empieza un ataque tan pronto cuando identifique a una presa. Los ataques durante la estrategia de patrullaje y ataque se pueden dar Tambien a altas velocidades. Ornitólogos que estudian la caza del halcón peregrino determinaron que estos pueden acelerar de 100 a 200 mph en ocho segundos. 

Patrullaje con vuelo bajo o rasante

Esta estrategia es una variación del vuelo de Patrullaje y Ataque, pero esta vez el halcón peregrino vuela a un metro del suelo o rasante a este. A veces vuela tan bajo que sus alas tocan el agua y pastos. 

El vuelo de patrullaje bajo es rápido con aleteos intensos con las alas más pegadas al cuerpo que en el vuelo normal. El peregrino puede cubrir distancias largas volando de este modo. 

El propósito del vuelo de patrullaje bajo es cruzar por donde hay concentraciones de aves y hacer que estas alcen vuelo. Algunas aves como patos, garzas, y gaviotas tienen despegues lentos. 

Mientras el peregrino cruza a velocidad va viendo presas potenciales que siguen alzando vuelo. Cuando detecta a una, el peregrino se dirige hacia esta y se mantiene bajo hasta cuando tiene la presa casi encima para hacer un giro rápido hacia arriba y capturarla. 

El giro hacia arriba describe una trayectoria convexa impulsada por la velocidad a la que viene volando el peregrino.  

halcon peregino cazando
Durante el vuelo de patrullaje rasante, el peregrino puede cubrir distancias a 20 metros sobre el suelo y luego cambia a un vuelo rasante casi tocado el suelo. Estos tiempos y distancias de vuelo a diferentes alturas son combinados y varían de acuerdo a las circunstancias. Las presas más probables de ser capturadas con esta estrategia de caza son aquellas con despegue lento y que no pueden hacer maniobras rápidas tales como garzas, gaviotas y patos.

3) Caza Oportunista

Esta estrategia parece ser la menos planeada. Es decir el halcón peregrino está volando a media altura 30-80 m sobre el suelo con las alas extendidas, a vuelo relativamente lento o normal. Si se presenta una oportunidad, el peregrino cambia de dirección hacia la presa y  acelera el vuelo en forma vertical u oblicua hacia donde está la presa.

Una vez que se dirige a la presa puede utilizar una estrategia de emboscada, en la cual desciende hasta casi el suelo para elevarse rápidamente y atrapar la presa de preferencia debajo y por detrás.

Si falla en la primera pasada el peregrino continua tratando de capturar a la pesa en una persecución rapida o simplemente abandona el intento y continua su rumbo.

Peregrinos han sido observados cazando patos juveniles que todavía no vuelan en una persecución a pie en el suelo. 

También se les ha observado siguiendo en el suelo a mamíferos pequeños.

Seleccion de la presa 

El halcón peregrino frecuentemente ataca a presas en las que detecta vulnerabilidades. Observaciones de campo indican que los halcones peregrinos detectan cuando una ave está caminando o volando con dificultad o presentan alguna vulnerabilidad para seleccionarla y atacarla rápidamente. 

Los halcones peregrinos también parecen detectar los colores de las presas que perciben como diferentes a lo común y más fáciles de cazar. Por ejemplo, las palomas mensajeras soltadas en competencia de colores blanco, marrones con blanco, y otras combinaciones de colores claros parecen ser más perseguidas y cazadas que las palomas de colores oscuros.

Otras estrategias de caza 

El peregrino a veces sigue desde cierta altura a lechuzas y gavilanes que sobrevuelan cerca al suelo haciendo que las aves alcen vuelo. También siguen a gente y perros que están caminando a través de lugares donde hay presas. El peregrino monitorea a las aves que alzan vuelo hasta que selecciona a una para atacar. 

Algunos peregrinos obtienen sus presas robandolas de otros peregrinos. Parece existir una jerarquía en la que las hembras roban sus presas a los machos y los machos a los juveniles y subadultos.

El mito del “golpe” a la presa

Durante mucho tiempo se pensó que el halcón peregrino golpeaba a la presa para desgarrarla o herirla usando los dedos de las patas cerrados en forma de un puño. 

Observaciones de halcones peregrinos filmados durante la cacería revelan  que este hace impacto con la presa con los dedos y garras completamente extendidos desgarrando la presa fatalmente o capturandola. El primer impacto resulta en la típica lluvia de plumas.

References:

  • Dekker, D., 2009. Hunting tactics of Peregrines and other falcons. Ph.D. thesis, Wageningen University, Wageningen, The Netherlands.