Alimentación y Tipos de Presa del Halcón Peregrino

El halcón peregrino se alimenta mayormente de otras aves que caza en el aire. El halcón peregrino caza sus presas en hábitats abiertos. El tipo y tamaño de sus presas varia con la localidad, así como también con la experiencia del halcón. El halcón peregrino es adaptable a todo tipo de hábitat usando una variedad amplia de estrategias de caza.

halcón peregrino con una paloma domestica (Columba livia), una de sus presas favoritas. Foto: Peter E. Hart/Flickr/CC by 2.0

Hábitats preferidos para la cacería.

El halcón peregrino necesita hábitats con espacios abiertos para cazar sus presas dada su estrategia de caza de aves en el aire.

Estos espacios abiertos incluyen lagunas, praderas, zonas costeras, sabanas, humedales o cualquier espacio abierto donde se congregan bandadas de aves playeras, palomas, patos y otras aves que vuelan frecuentemente.

Los lugares ideales de caza son aquellos que tienen perchas altas cercanas a donde se concentran sus presas preferidas. Estas perchas incluyen acantilados, torres de comunicación y edificios en zonas urbanas.

El halcón peregrino normalmente usa estas perchas para monitorear a las presas potenciales antes de lanzar un ataque.

En lugares donde se concentran sus presas, pero no existen perchas, los peregrinos usan piedras, palos u otros objetos para perchar cerca al suelo o en el mismo suelo.

¿A qué horas del día caza y come el Halcón Peregrino?

El halcón peregrino caza con mayor frecuencia a las horas cuando sus presas están más activas y volando frecuentemente. Esto corresponde a las horas de la mañana y al atardecer.

Aunque la mañana y el atardecer son las horas de caza más activas, el halcón peregrino también caza durante todo el día. Los peregrinos fuerzan a sus presas a volar para atacarlas en el aire.

El peregrino también caza a sus presas posadas en el suelo, pero esto es mucho menos frecuente.

Los halcones peregrinos cazan pocas aves que viven en el follaje de los árboles o dentro de vegetación arbustiva. El halcón peregrino normalmente no entra al follaje de los árboles o vegetación arbustiva.

Captura y manipulación de la presa.

Una vez que la presa es capturada, el halcón peregrino, instintivamente, procede a morderle el cuello para desarticular las vértebras y nervios y rápidamente someter la presa. A diferencia de gavilanes y búhos, los cuales apuñalan a la presa con sus afiladas garras, el peregrino usa el diente tomial en el pico para matar a la presa.

El halcón peregrino somete a sus presas de esta manera sin importar el tamaño. A diferencia de otras aves rapaces, el peregrino primero mata a la presa antes de empezar a desplumarla para consumirla.

Una vez que la presa es capturada, el halcón normalmente procede en de tres maneras:

  • Si la presa es pequeña, como del tamaño de un gorrión, es probable que la consuma en el aire, a veces es desplumada en el aire tragada entera. 
  • Cuando la presa es de tamaño medio, como el de una paloma doméstica, el halcón la lleva a una percha donde procede a desplumar para luego consumirla.
  • Si la presa es grande y muy pesada para ser transportada en el aire, como del tamaño de un pato, el halcón procede a desplumarla y consumirla en el suelo, generalmente cerca de donde fue capturada.

Cuando la presa es grande y el halcón tiene polluelos que alimentar, este despedaza a la presa a un tamaño que puede transportar al nido.

Los halcones peregrinos también guardan presas en lugares específicos para consumirlas más tarde.

Los machos guardan presas para tenerlas listas y ofrecerlas a las hembras a manera de un cortejo cuando las parejas se preparan a reproducirse.

Halcón Peregrino adulto alimentándose de un Gaviota Reidora (Leucophaeus atricilla) en el estado de La Florida. Foto: Susan Frazier/Flickr/CC by 2.0

Consumo de la presa

El halcón primero despluma las partes del cuerpo de la presa antes de consumirla. El halcón empieza desplumando el cuello, el pecho, y por lo menos parte de los muslos. Luego precede a desgarrar el interior de la cabeza si es una presa pequeña o descartar la cabeza por completo si la presa es grande.

Después procede a consumir la piel y músculos del cuello, los músculos pectorales, y órganos internos tales como el hígado y el corazón. En algunos casos también consume las vísceras, pero en otros las descarta por completo.

Los muslos de la presa también son consumidos. Pero el esqueleto de la presa queda con algo de carne cuando es halcón abandona la presa.

Tipos de presa del halcón peregrino

El tipo de presas del halcón peregrino varía de acuerdo a la región y tipo de hábitat, las estaciones del año, y la edad y experiencia del halcón.

Observaciones de campo también sugieren que algunos halcones se especializan en un tipo de presa en particular la cual caza con más frecuencia que las otras.

Por lo general, el halcón peregrino consume las presas que prefiere seguidas por la especie de aves más abundantes y fáciles de capturar en el área de cacería. Por ejemplo, el halcón peregrino que viven en áreas urbanas se alimenta casi exclusivamente de palomas domésticas mientras que otro tipo de aves son capturadas con menor frecuencia.

La dieta del halcón peregrino se compone casi exclusivamente de aves capturadas en el aire. Ornitólogos que estudiaron su dieta encontraron que las aves constituyen del 77% al 99% de su dieta.

Otras presas consumidas en menor proporción incluyen murciélagos, ratas, ardillas, conejos, lagartijas, insectos voladores grandes, y raramente pescados.

Estudios sobre el halcón peregrino en Norteamérica indican que su dieta incluye por lo menos 430 especies de aves. Se estima que la dieta del halcón peregrino a nivel mundial incluye entre de 1,500 a 2,000 especies de aves.

En Sudamérica que es donde poblaciones de halcones peregrinos del norte pasan el invierno Boreal, estos se alimentan mayormente de palomas domésticas y aves playeras como chorlos y correlimos.

Otras presas fuera de lo común incluyen, búhos, halcones más pequeños como el cernícalo (Falco sparverius) americano, el esmerejón (Falcon columbarius) y otros gavilanes más pequeños.

Tamaño de la presa del halcón peregrino.

El tamaño de las presas varía desde insectos grandes y colibríes (3 gr) hasta grullas (3,1 kg) y gansos (4,5 kg). Sin embargo, la mayoría de las presas de los halcones peregrinos son aves de tamaño mediano como palomas, aves playeras, aves acuáticas, marinas, entre otras.

El halcón peregrino presenta dimorfismo sexual donde el macho es más pequeño que la hembra. Esta diferencia en tamaño resulta en que el macho caza presas más pequeñas que la hembra:

  • Rango de tamaños de las presas del macho: 20–300 g.
  • Rango de tamaños de las presas de la hembra: 100–1000 g.
Presas pequeña son generalmente llevadas a una percha donde son consumidas. Foto: Nick Chill/Flickr/CC by 2.0

Adaptación y versatilidad en la caza.

Queda establecido que el halcón peregrino caza la mayoría de sus presas en el aire. Sin embargo, dadas las circunstancias, estos también usan otras técnicas de caza.

Halcones peregrinos también han sido observados persiguiendo en el suelo a juveniles de patos y rallidos que todavía no pueden volar. También se les ha observado en persecuciones rápidas de ratones y ardillas.

Algunos peregrinos también se han especializado, aunque de manera temporal, en capturar polluelos en los nidos en acantilados de aves marinas.

Algunos halcones peregrinos visitan cuevas de murciélagos para cazarlos en el aire a horas del crepúsculo y amanecer cuando los murciélagos salen y regresan a la cueva.

Algunos halcones también siguen a la distancia a perros y humanos caminando, carros en movimiento, y gavilanes que vuelan bajo esperando que estos espanten y hagan volar a sus presas para poder atacarlas en el aire.

El halcón peregrino se ha adaptado bien a ambientes urbanos donde se percha en edificios altos desde donde observa los movimientos de las palomas comunes (Columba livia) que constituyen su presa principal en zonas urbanas. 

Otro ejemplo de adaptación y versatilidad para procurar sus presas incluye a halcones peregrinos cazando a horas de la noche. Las palomas comunes vuelan en la noche ayudadas por las luces de la ciudad. Halcones peregrinos las cazan quizá de manera fácil ya que las palomas no se percatan de la presencia de los halcones volando en la oscuridad.

Referencias:

Buchanan, J. B. (1996). A comparison of behavior and success rates of Merlins and Peregrine Falcons when hunting Dunlins in two coastal habitats. Journal of Raptor Research 30:93-98.

Kettel, E.F., Gentle, L.K. and Yarnell, R.W. (2016). Evidence of an urban Peregrine Falcon (Falco peregrinus) feeding young at night. Journal of Raptor Research. 50(3): 321-323.

Pennycuick, C. J., M. R. Fuller, J. J. Oar and S. J. Kirkpatrick. (1994). Falcon versus grouse: flight adaptations of a predator and its prey. Journal of Avian Biology 25:39-49.

Risebrough, R.W., Springer, A.M., Temple, S.A., White, C.M. and Albuquerque, J.L.B. (1990). Observaciones del Halcón peregrino, Falco peregrinus subspp., en América del Sur. Rev. Brasil. Biol. 50: 563-574.

Treleaven, R. B. (1977). Peregrine: The private life of the Peregrine Falcon. Cornwall, U.K: Headland Publ., Penzance.

White, C. M. and R. W. Nelson. (1991). Hunting ranges and strategies in a tundra breeding Peregrine and Gyrfalcon observed from a helicopter. Journal of Raptor Research 25:49-62.

White, C. M., N. J. Clum, T. J. Cade, and W. G. Hunt (2020). Peregrine Falcon (Falco peregrinus), version 1.0. In Birds of the World (S. M. Billerman, Editor). Cornell Lab of Ornithology, Ithaca, NY, USA.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: